Heráldica

Heráldica

El señor D. Manuel S. Lac, Cronista Oficial de ciento cincuenta Ayuntamientos de España a principios del siglo XX, confeccionó el actual escudo de Monturque en el año 1.906 a petición del entonces alcalde de la localidad, D. Rafael de Lara Jiménez, debido, al parecer, a cierta controversia suscitada por la cual se pretendía imponer a Monturque el mismo emblema de la vecina villa de Aguilar, por haber pertenecido en otro tiempo al señorío del mismo nombre. No nos consta, sin embargo que el mismo fuese el antiguo escudo de armas de Monturque, si es que realmente llegó a tener las propias, desconociéndose igualmente que éste se encuentre aprobado oficialmente.

El escudo se encuentra partido en dos cuarteles. El cuartel diestro trae campo de azur, y en él aparece la figura de un león rampante de plata, con una espada sostenida con su mano derecha que simboliza el Fuero Real de Córdoba recibido por Monturque en 1.242 por Fernando III el Santo, pocos años después de su reconquista. Por su parte, el cuartel siniestro trae campo de plata sobre el que sitúa una cruz venerada de gules, que representa la insignia de la Orden Militar de Santiago, cuyos caballeros colaboraron decisivamente en la reconquista de muchas poblaciones de la campiña cordobesa, entre ellas Monturque. Ambos cuarteles están rodeados de una bordura común de color sínople en la que existen ocho lunas menguantes dispuestas simétricamente, las cuales representan el privilegio concedido por el rey Alfonso XI a todas las poblaciones que tomaron parte en la famosa Batalla del Salado, en el año 1.340. Por timbre, corona real abierta y adorno exterior de lambrequines.